La Fundación Tutelar nace con la misión de cuidar y proteger a las personas tuteladas que carecen de familiares, velando porque sus derechos como persona sean respetados, y lograr la mejora de su calidad de vida.